Nuestro amigo el campesino planta con mimo y amor sus pequeños árboles. Los riega, los cuida, recoge sus frutos… pero no sabe que cerca anda el joven leñador sin escrúpulos. Llega el crudo y frío invierno y el leñador tiene frío, mucho frío, necesita leña para calentarse…
El campesino vuelve a plantar con mimo y cariño sus pequeños árboles…pero la inconsciencia de un “dominguero” echará por tierra todos sus esfuerzos. De la catástrofe que provoca, se beneficiará un constructor sin escrúpulos.

Espectáculo de pequeño formato, de teatro gestual y malabres, creado con motivo de la celebración del Dia del Árbol. Tiene como objetivo sensibilizar a las personas de la importancia de cuidar a nuestros árboles.

 FICHA DEL ESPECTÁCULO

Fotos en la Beneficencia